Sé poco de cualquier cosa, así que puedo dirigirme hacia donde quiera Francisc Crick